Traffic | Un dúo con pasos firmes
23954
post-template-default,single,single-post,postid-23954,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
  • Un dúo con pasos firmes

    En una aislada cabaña entre las montañas de Aserrí, Costa Rica, reunimos a la súper modelo Natalia Bonifacci, quien durante sus vacaciones en el país posa exclusivamente para TRAFFIC bajo el lente de Juan Calivá, y de la mano de uno de los modelos masculinos líderes en el sector nacional, Adrián Fernández. Natalia, despampanante como siempre, desde sus apariciones en revistas internacionales, videos de música, comerciales hasta encantar en campañas de Gucci (junto con James Franco). En sus diversas colaboraciones, la italiana-tica lleva sus raíces en el corazón.

    La morena con piernas kilométricas, destaca que ser costarricense es parte de su esencia, esto gracias a su madre, quien desde pequeña le enseñó a mantenerse fiel a su tierra natal y lo más importante, amarla. Sin embargo, su esencia italiana se traduce tanto en su piel oliva como en su fuerte pasión por la moda… industria en la que confiesa ha encontrado la manera de expresarse. Asimismo, su cómplice en esta escapada en medio de la naturaleza, Adrián, confiesa que el mundo del modelaje le ha dado la oportunidad de emitir un mensaje creativo, personal y original… “entre los demás aspectos que el público se pueda sentir identificado” añade el modelo. Adrián relata su experiencia posando con la top. “Trabajar con Natalia fue una experiencia maravillosa” relata con acierto. “Nos hemos divertido mucho haciendo las fotos. El ambiente, además de la increíble vista de la locación- fue muy cómodo y profesional… esto sin duda se transmitió en el resultado final” nos comparte con entusiasmo.

    Ambos talentos, aunque tengan una clara afinidad al mundo del modelaje, se han encontrado con varios retos. Para Natalia, uno de sus grandes retos ha sido estar lejos de su familia. “A veces siento que me he perdido de momentos especiales junto a los que más amo. Sin embargo, estar viajando sola me ha enseñado mucho sobre mí misma y me ha formado de manera independiente… soy muy adaptable y me siento como en casa en muchos lugares” nos comparte Bonifacci. Sobre esto, comenta que su ascenso profesional fue lento, pero seguro (nos conversa entre risas). Aunque hoy también incursiona en el mundo editorial, en el de la actuación y en el de las “celebridades” como chica it, dentro de ser modelo destaca que una de sus experiencias más gratificantes ha sido la oportunidad de poder coincidir con personas, culturas y cultivar aún más su instinto de viajera.

    Para Adrián, su introducción en la industria surgió desde su viaje a Buenos Aires, Argentina, en donde se encontró en medio de un photoshoot, gracias a un buen amigo, quien le presentó al fotógrafo Antonio Cabarr “quien en ese momento buscaba a un chico con mi fisionomía… y al realizar la sesión me enamoré, y continué trabajando en distintas áreas de la moda como en producción, pasarelas y cortometrajes”. Él, aunque disfruta de los retos que le pone la vida, destaca que uno de los más grandes, ha sido el proyecto fotográfico “Motel Series” de Luigi Lam, sin embargo, ha sido uno de sus favoritos, relata con acierto. Seguidamente, confiesa que busca superarse constantemente en todo aspecto, por lo que sus siguientes pasos profesionales, deben ser mejores a los anteriores. Al igual que Bonifacci, Adrián se ha destacado en otras áreas aparte del modelaje. Actualmente toma la batuta en un proyecto personal: una tienda virtual de diseño alternativo llamada I-lógico, definiéndolo como empresario y en su estilo personal como: rebelde, excéntrico y posmoderno; además de desempeñarse en el ámbito de la comunicación.

    Por otro lado, Natalia, aunque radicada en la ciudad de Los Ángeles por ya 10 años, confiesa que uno de sus destinos predilectos son las playas de nuestro país. Entre sus favoritas están: Santa Teresa, La Penca y Conchal. ¿Entre los artículos que no deben faltar en su maleta? un bikini (pequeño) de triángulos en negro, y alguno que otro entero. Igualmente, un sombrero de ala ancha, con SPF integrada, unas Birkenstocks (un clásico veraniego) y un buen libro. Otros indispensables que caracterizan su estilo son los shorts, los jeans, las beatle boots, “una buena faja”, una t-shirt y una chaqueta de cuero… muy a lo LA con guiños vintage.

    De igual manera conversamos sobre sus futuros proyectos, y aunque ha decidido guardarse sus secretos solo para ella, nos comenta que en unos cinco años, quisiera seguir viajando por el mundo con su pareja (aún en anonimato), continuar con sus proyectos laborales y seguramente ya siendo madre; sobre lo que resalta, admira mucho a aquellas que ya lo son. “Ya sea ser madre, quedarse en casa, trabajar, ser emprendedora, o lo que sea… todas ellas reflejan un momento histórico”. A lo anterior añade: “Creo que estamos viviendo un momento relevante en nuestra sociedad, las mujeres pueden convertirse en lo que gusten y ser aceptadas, aunque aún hay márgenes por mejorar, es muy bonito vivir en un tiempo en donde la sociedad y su gente dejan huellas inspiradoras”. Una mujer sensible e independiente, un modelo costarricense a seguir.

    Texto por Mariana Valle Mesen; Fotografía por Juan Calivá.