Traffic | Un hombre con liderazgo
24131
post-template-default,single,single-post,postid-24131,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
  • Un hombre con liderazgo

    Cuándo hablamos de éxito y de la industria médica a nivel nacional e internacional es necesario y hasta obligatorio mencionar al Doctor Christian Rivera-Paniagua, cirujano plástico reconstructivo y estético costarricense, quien en esta ocasión nos honra como portada de TRAFFIC.

     

    Rivera ha marcado un antes y un después en los avances reconstructivos y ha sido uno de los activistas que más se ha esforzado por dejar el nombre del país muy en alto en diversas áreas, como con su iniciativa Costa Rica Azul. Sobre su profesión Rivera comenta que las posibilidades estéticas son las que tienen un rol más trascendental… y que a nivel profesional durante sus 10 años de laborar en el área de reconstrucción (14 años en total de ejercer) ha detectado una debilidad por la parte de reconstrucciones faciales por accidentes, o reconstrucciones mamarias… especialidad que no solo toma como trabajo sino también como una responsabilidad social empresarial en su clínica.

     

    Hoy, con una buena taza de café en mano, conversamos en exclusiva con el multifacético cirujano quien en tan solo tres palabras es capaz de definir sus sentimientos: responsabilidad, agradecimiento y compromiso. De igual manera nos comparte un poco más acerca de aquellas experiencias que han marcado su vida, como profesional y como hombre… y que para bien o para mal, lo han convertido en quien es hoy, uno admirable y triunfante.

    ¿Qué lo motivó a involucrase en la cirugía plástica? Lo que me enamoró desde un inicio fue la posibilidad de llevar a cabo una transformación en el cuerpo de los pacientes, ya sea con fines cosméticos o reconstructivos, pues no se trata únicamente de mejorar o cambiar una parte del cuerpo que a una persona le incomoda, ya sea por razones de accidentes, malformaciones o alguna enfermedad como el cáncer, sino que muchas veces este cambio se convierte en el origen de una calidad de vida óptima, tanto en el ámbito psicológico como social.

    ¿Tienes alguna cirugía que haya marcado tu carrera? Cada paciente me da la posibilidad de tener una experiencia única y enriquecedora; sin embargo, recuerdo en particular la reconstrucción mamaria que le realicé a una adulta mayor, quien ya había sido atendida por otros médicos en múltiples ocasiones y los resultados no habían sido los más favorables. Durante el proceso ella me comentó que su sueño era ser “Señora Limón” y tras la cirugía ella lo logra. Son esos momentos en donde uno se da cuenta que todas las horas de trabajo arduo valen la pena y que un procedimiento exitoso puede ser la oportunidad de un cambio de pensamiento, nuevo y más positivo, y en el que predomine la confianza.

    ¿Cuál ha sido su mayor experiencia laboral y personal? Ha habido varias que han marcado mi vida, una de ellas es haber sido seleccionados por la producción de Discovery Channel para el programa de televisión Cosmetics Surgery Before and After como la primera clínica no norteamericana ha sido uno de los momentos más gratos, pues además se logró posicionar a Costa Rica como un destino en cuanto a cirugía y medicina, aparte de poder enorgullecer a los pacientes que nos honran con su preferencia. En lo personal, sin titubear destaca que los nacimiento de sus hijos le han marcado sin duda su vida… “Ver a esos pequeños seres vulnerables y dependientes de vos es realmente mágico”.

    ¿Cuáles son algunos de los aspectos positivos-y negativos-dentro de una cirugía plástica? “El impacto psicológico es definitivamente lo más trascendental. Entre lo positivo, son quizás personas que estuvieron ancladas a una alteración de su cuerpo y más allá del estereotipo que la sociedad podría proponer, ellas encuentran en el proceso estético, ya sea reconstructivo o plástico, la posibilidad de expandir sus alas y disfrutar mucho más de su independencia, aclara Rivera y destaca que la cirugía plástica es un procedimiento neutro, y que hay una indicación que representa una oportunidad para llevar a cabo una transformación. Le preguntamos sobre algunos aspectos negativos de la cirugía, sobre lo que añade: Hay personas que cuando tienen expectativas no reales o buscan refugio en un procedimiento para esconder una debilidad o necesidad psicoafectiva, la cirugía nunca va a ser un salvavidas, pues eso no debe resolverse en un quirófano, sino en otro ámbito de la vida.

    ¿Cómo surgió el proyecto Costa Rica Azul y cuál es su misión? Alrededor del 2005, la revista National Geographic pone sobre la mesa el tópico de las zonas azules, referente de aquellas que tienen la posibilidad de superar los 100 años de vida de manera activa y productiva. En el 2010 que se hace la publicación del libro de Dan Buettner, en torno a esta temática, y en donde se menciona a Nicoya como una de estas zonas, y es ahí donde se da la idea de que no hay que pensar solamente en una zona, sino en una Costa Rica azul en todo su esplendor, bajo la primicia de la construcción de una sociedad en donde la salud y el bienestar sean los elementos imperativos y se aprovechen las fortalezas locales en oportunidades globales.

    ¿Cuál es el siguiente paso para Costa Rica Azul? Actualmente se ha estado trabajando de manera activa en lo que tiene que ver con impulsar las áreas deportivas y culturales en las comunidades rurales. Además, se ha estimulado al máximo una serie de emprendimientos vinculados con salud y bienestar. Y un paso que no debe faltar, es seguir teniendo la comunicación en positivo que tenemos con las personas que nos siguen en la página de Facebook de Costa Rica Azul.

    ¿Quiénes han sido sus inspiraciones para seguir adelante? Desde la resiliencia uno busca inspiración en personas que se encuentren cercanos a vos, personas que se convierten en mentores, en mi caso debo destacar al Dr. Federico Macaya, quien no solo es un ejemplo para mí, sino también para mi madre. También tengo una fuerte admiración hacia personajes como Nelson Mandela, que generaron un impacto y una trasformación social verdaderamente admirable.

    ¿Cuáles son tus pasatiempos cuando no estás en el quirófano? Tengo una debilidad muy marcada por la lectura, siendo La Rebelión de Atlas por Ayn Rand uno de mis favoritos: “me tiene realmente fascinado” confiesa. Otro de mis hobbies, es la actividad física. Corro de manera regular (participé en el maratón de Berlín), también practico krav maga y lo complemento con ejercicio funcional… tengo una pasión por lo que marque una buena salud y hacia las actividades desafiantes. ¿Cómo definirías tu estilo? Me encanta marcar tendencia. Aunque me gusta cuestionar el status quo y sobre todo enfocarme en el proceso de superación.

    ¿Qué se siente ser portada de Traffic? Desde un principio llamó mi atención… y es una experiencia totalmente nueva, comenta entre risas. Una vez leí que en la vida uno debe hacer cosas que le den miedo, y esto es definitivamente una muestra de eso.

     

    Texto por Mariana Valle Mesen