Traffic | A Tale of Fallen Kings: Elie Saab su apología al medievo
26264
post-template-default,single,single-post,postid-26264,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
  • A Tale of Fallen Kings: Elie Saab su apología al medievo

    En el cambiante entorno de la moda, la inspiración puede encontrarse a la vuelta de la esquina, en el rincón más remoto del planeta, y en este caso Elie Saab la encontró a través del aclamado programa de televisión Game of Thrones. Para esta su colección haute couture Otoño-Invierno 2018 los colores obscuros, dorados y plateados predominaron en la pasarela y deslumbrando a los espectadores con esta oda al estilo medieval que evoca a la connotada serie de televisión. Para los conocedores, Saab de seguro hubiera sido el digno diseñador de los habitantes de Westeros (donde la serie GOT sucede).

    El libanés deslumbró al público parisino con su colección que lleva por nombre A Tale of Fallen Kings. Las piezas que constituyen esta colección están cargadas de bordados y ornamentos, perlas, cristales y piedras cortadas a mano. Aspectos que forman parte de la estética medieval. Con diseños de encaje, las distintas tonalidades de azules, grises, rojos y dorados tan característicos fueron los encargados de cimentar a Saab en el ámbito de la alta costura. Asimismo todos sus trajes contaron con fastuosos accesorios dignos de la época en que se inspiró por eso los cuffs y las apetecidas coronillas fueron protagonistas en la escena.

    Los hombros brillantes, los detalles de joyería incrustada o las cintas cruzadas hacían que la colección presentara un porte novedoso a la estética reconocida del diseñador. En los vestidos se podían apreciar trabajos drapeados, aperturas laterales y escotes de distintos tipos, los cuales permitían jugar con las formas. Pese a la similitud con la serie, las piezas reflejan claramente su inspiración en ellas, sin caer en lo absoluto en la parodia o la copia. Esta participación en la pasarela supo equilibrar la balanza entre el pasado, desde la historia antigua, y el estilo de los siglos XX y XXI de una manera elegante. Saab recupera elementos de un mundo pasado para aportar a sus diseños originalidad y profundidad.

    Los elegantes vestidos presentaban detalles característicos de la época medieval, destacando los bordados, los diseños y los cinturones. En cuanto al calzado, las modelos portaban tacones con lazos que, en definitiva, hacían del conjunto algo imponente. Los diseños de la colección de Saab enfocan la atención a la cintura alta, puesto que los vestidos se encuentran acentuados y finamente confeccionados de esa manera. Los velos también fueron predominantes, y aportaban a la pasarela una pizca de realeza, transportando a los espectadores a una época pasada. Realmente el diseñador supo plasmar adecuadamente su inspiración, puesto que hasta el más mínimo detalle reflejaba el periodo medieval.

    Esta colección haute couture otoño 2018 es una muestra más del enorme talento de Elie Saab, quien cada vez nos deslumbra más con sus diseños. El entorno de la moda, al igual que nuestra sociedad, cambia constantemente, y muchas veces puede ser abrumador cuantas cosas nuevas salen todos los días. No obstante, esta colección es prueba viva de la importancia de detenerse un segundo, ignorando el caos del entorno, y saber apreciar la magia del pasado. Es un verdadero arte encontrar el balance adecuado entre ambas épocas de la manera en que el reconocido diseñador lo hizo. En definitiva, nos deja con las ganas de ponernos las coronillas, uno de los elegantes gowns y sentirnos por unos momentos en la época medieval.