Traffic | #DGLovesPalermo
26240
post-template-default,single,single-post,postid-26240,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
  • #DGLovesPalermo

    Dolce & Gabbana siempre se han caracterizado por marcar la diferencia, por eso, mientras todas las casas de moda presentan sus colecciones de otoño-invierno 2018 en Paris (como es habitual) Domenico y Stefano optaron por celebrar el haute couture en su propia capital de la moda, en Palermo. Y no a través de un solo espectáculo sino mediante la presentación de varios espectáculos que se efectuará del 6 al 10 de julio en el encantador Palazzo Gangi Valguarnera y sus alrededores a las orillas de Trabia.

    En cinco días la firma italiana tiene como objetivo homenajear la cultura artesanal de su natal país y hacerle ver al mundo que el ADN de la marca es un compendio entre la herencia ancestral de sus tierras y la basta creatividad de sus diseñadores. El primer día la oda a Italia y su cultura se inauguro con una fabulosa cena privada en la Galerie d’Art moderne en Sicilia a la que asistieron según informan tuvo como invitados especiales a las estrellas Madonna, George Clooney y Roberto De Niro, entre otros que forman parte de la crème de la crème de la industria de la moda.

    Ya para el segundo día se inauguro al público la colección de joyas que dejó boquiabiertos a todos quienes tuvieron la oportunidad de verlas exhibidas en el magnifico Palazzo (colección que estará expuesta hasta el día 10). Piezas de arte que para los que saben de esta materia en algunos años serán parte de la herencia cultural de la humanidad por la fusión de los matices del pasado y el presente en piezas sumamente extravagantes que evocan las transiciones en el tiempo.

    Ya para el tercer día se presentó su pasarela, la cual es considerada un tributo a roma y su religión oficial, el catolicismo. En el mismo se presentaron sus clásicas coronillas en sus versiones más royales y con aspectos icónicos del dogma, como por ejemplo: el corazón de Jesús. Asimismo se pudieron ver los más extravagantes vestidos cargados de piedrecitas, encajes y pinturas al fresco. Trajes que eran cuadros vistiendo a las más diversas modelos (nos referimos a sus etnicidades). En cuanto al maquillaje D&G se inclino por su clásico: el cat eye y los red lips.

    Posterior a esto los jardines de Marina Di Villa Igiea Porto fueron los encargados de celebrar el after party. Por ahora sólo queda esperar cual será la próxima eventualidad con la que nos sorprenderá esta connotada casa de modas. Ya que tienen programado su itinerario hasta el 10 de julio pero el mismo no ha sido difundido públicamente. Quizás sea un segundo y tercer round de pasarelas o una exhibición sorpresa de alguna otra cotizada pieza. Por el momento solo queda esperar.