Traffic | DIARY OF: De Viaje con Vanessa Espinar
28272
post-template-default,single,single-post,postid-28272,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
  • DIARY OF: De Viaje con Vanessa Espinar

    La viajera y empresaria Vanessa Espinar puede alardear de conocer los lugares más recónditos del mundo; sin embargo, en su última entrevista para TRAFFIC nos comentó acerca de su última excursión, que incluyó enigmáticos destinos como Bali (que la enamoró desde el primer momento), Komodo, Savu y diversas partes de Australia como el Archipiélago de Buccaneer. “Este viaje fue increíble, pues fue la primera vez que visitaba está alejada parte del mundo”, menciona Vanessa mientras se embarca hacia otro paseo con Terranova, su agente de viaje por excelencia. “Considero que tener una actitud positiva y muchísima energía para participar del trayecto es primordial”, comenta acerca de principal consejo que le daría a cualquier persona que emprenda un viaje de 12 días abordo del lujoso barco Silver Discover.

     

    Espinar nos relata acerca de uno de los día que más disfrutó, el cual fue cuando tuvo la oportunidad de visitar el Parque Nacional de Komodo de Indonesia: “Definitivamente levantarme a las 5:00 am y salir al balcón del barco a observar el amanecer fue uno de los más grandes derroches de placer. El mar, las montañas, el sol …  todo fue perfecto”; posteriormente se dirigieron a buscar los famosos Komodo dragons, en una caminata de aproximadamente dos horas, donde tuvieron la oportunidad de observar cinco reptiles acostados y dos caminando lentamente, que como relata Vanessa, fue uno de los momentos que más había esperado.

     

    Alrededor de las 7:oo am se encaminaron al barco a disfrutar de un exquisito desayuno, mientras este zarpó a Pink Beach, una paraíso terrenal. “Es un lugar único en el mundo, la arena es rosada, esto debido al coral”, nos comparte mientras rememora acerca de esta fantástica experiencia practicando snorkeling y disfrutando de la playa. Y para cerrar un día maravilloso como se debe, cada noche terminaban con una cena junto al capitán; sin duda, una oportunidad inolvidable para comer nuevos rumbos.