Traffic | La sensibilización humana como método de crianza
28556
post-template-default,single,single-post,postid-28556,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
  • La sensibilización humana como método de crianza

    Evelyn Cermeño Vargas, directora de la oficina en Costa Rica de la Organización de Estados Iberoamericanos, no solo se ha esforzado por prepararse laboral y académicamente en los últimos 20 años, sino que ha logrado llevar el balance entre su carrera profesional, su matrimonio y ser madre. Y es que su campo de trabajo e interés personal, siempre ha girado entorno a la abogacía de igualdad/equidad de género, para así inculcar estos valores a sus hijos.

    “Ese amor tan grande que uno llega a sentir por los hijos, es lo más especial que existe en el mundo” nos comparte en exclusiva Evelyn. Su modelo de madre es bastante relacionado al que ella misma experimentó, su madre siempre ha sido una enorme inspiración como persona y como profesional. Para Evelyn la clave de una educación exitosa es inculcar a sus hijos el respeto a sí mismo y a los demás en todo aspecto, la condición de otras personas, su pensamiento y las decisiones de estas. Además, busca que participen de forma activa en el apoyo de grupo altruistas.

    Paula (8 años) y Xavier (5 años) son su motor de vida. Ella busca ser esa madre incondicional para sus hijos, la guía para orientarlos, el camino para ser independientes y el abrazo para consolarlos. Confiesa que la maternidad ha sido lo mejor que le ha pasado, pero en definitivamente es un esfuerzo en varios aspectos; que al final del día se ven recompensados con tanto amor y felicidad que le irradian. “Solo verlos me inyecta fuerzas para seguir adelante.” Así describe Evelyn ese sentimiento incomparable que solo en el ragazo y nutrido por el amor de una madre puede florecer … “Dar es siempre mejor que recibir, hay que ayudarlos a sensibilizarlos con las necesidades de los demás, es muy importante para mí”.

    Texto por: Dalo Araya / Fotografías por: Juan Calivá