Traffic | Bvlgari reinterpreta uno de sus icónos
31589
post-template-default,single,single-post,postid-31589,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
  • Bvlgari reinterpreta uno de sus icónos

    Los icónicos bolsos de Bvlgari – SERPENDI FOREVER – han sido reinterpretados por el visionario diseñador Nicholas Kirkwood, quien es globalmente reconocido por sus irreverentes y vanguardistas diseños de zapatos. Esta colaboración con la cotizada casa de joyas italiana se ha propiciado ya que ambas partes, Bvlgari y Kirkwood, desde sus inicios han tomado como punto de inspiración el perfeccionamiento, la innovación y los diseños arquitectónicos más atrevidos.

    Por lo que esta nueva colección cápsula se ha tornado explosiva, irreverente y audaz. En cuanto al diseño ya Nicholas Kirkwood ha explicado que ahora esta serie de bolsos Serpenti Forever, se tornará hipnótico, no solo por la renovación del lustre broche en forma de cabeza de serpiente, sino por ese twist en las aplicaciones en estoperoles y patrones en zigzag que ha impregnado sobre la piel; mismo que buscan a su vez evocar el movimiento de las escamas del mítico reptil que se ha convertido desde hace varias décadas en un bastión de la marca.

    Cabe destacar que los diseños se han develado en una lujosa fiesta dentro del marco de la Semana de la Moda en Milán, en donde socialités e invitados VIP asistieron a una exclusiva fiesta para conocer la nueva capsule collection BVLGARI X NICHOLAS KIRKWOOD. Entre ellos se pudo ver a Bella Hadid, embajadora de accesorios de la Maison, las modelos, Lottie Moss y Jasmine Sanders, la princesa Lilly Zu Sayn Wittgenstein Berleburg, y el cotizado modelo español, Jon Kortajarena; mismos que posaron en más de una ocasión en los reflectores al estilo caleidoscopio que se tornaron en los puntos focales de disfrute. 

    “I created the chevron patterns using rubberized studs which have faceted ends that reminded me of diamond settings and some of the spectacular gemstones I had seen in the Bulgari High Jewellery atelier in Rome.”  – Nicholas Kirkwood