Traffic | ¿Sabés de qué se trata el “Vampire Facial”?
32818
post-template-default,single,single-post,postid-32818,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
  • ¿Sabés de qué se trata el “Vampire Facial”?

    Los años pasan, y a medida que el reloj avanza, nuestra piel también se hace mayor. Mirarnos a un espejo y aceptar que el tiempo deja huella no es la única solución, ya que en la actualidad existen un millar de soluciones estéticas con alta funcionalidad, que si bien no pueden revocar absolutamente la piel si proporcionan una apariencia más lozana de lo que en realidad es. La última invención tecnológica que esta causando mella a nuestro favor: Las inyecciones de plasma en nuestra piel.

    La supermodelo Bar Rafaeli y la socialité Kim Kardashian son devotas del procedimiento

     

    ¿Qué son las inyecciones de Plasma Rico en Plaquetas (PRP)?

    Son esas inyecciones de plaquetas que estimulan la reparación de tejidos y liberan varios factores vitales, entre ellos el de crecimiento, que contribuye con la regeneración celular. Hoy en día también se han puesto de moda para mejorar u ocultar signos de la edad como arrugas y manchas, además de lesiones producto del acné, cicatrices y otras marcas que afectan al rostro, devolviéndole su elasticidad y lozanía.

    ¿Cómo se realiza este proceso en el campo de la estética?

    Los médicos extraen una pequeña muestra de sangre del propio paciente, que se centrifuga para separar el plasma del resto de componentes de la sangre. Ese plasma se inyecta en la zona donde se encuentran las arrugas, y los factores de crecimiento favorecerán el rejuvenecimiento celular.

    ¿Los resultados del tratamiento? 

    Esta técnica mejora la calidad de la piel, la firmeza de la misma y su aspecto. Se logra una piel más joven y turgente al aumentar el grosor de la dermis y mejorar la acción de los fibroblastos.

    ¿Qué diferencia existe con respecto al Botox o el Dysport?

    Estos dos productos se emplean para reducir la contracción muscular, disminuyendo la espasticidad del músculo y, por tanto, reduciendo la apariencia de las arrugas y que las mismas no sigan aumentando, mientras que las inyecciones de PRP implican la renovación celular de forma fisiológica, lo que elimina las arrugas.

    ¿Cuáles son los riesgos de este tratamiento?

    Los riesgos son mínimos y raros, pero pudiera aparecer hematoma, inflamación e infección localizada en la región donde se ha aplicado la inyección. Inmediatamente después de recibir el tratamiento, la zona tratada puede observarse inflamada, pero desaparece a los dos días con la aplicación de compresas frías. No existe riesgo de alergias, rechazo o infección. Eso sí, se debe realizar en unas condiciones adecuadas y con un especialista preparado