Traffic | El PMS descodificado -semana x semana-
33586
post-template-default,single,single-post,postid-33586,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
  • El PMS descodificado -semana x semana-

    Muchas sabemos que la menstruación aparece tras un ciclo de 28 días, al igual que la luna; sin embargo, muchas veces no estamos informadas acerca de los cambios increíbles que se experimentan en nuestro cuerpo y mente antes de que venga la menstruación; pues, así como la luna crece y se llena, eso mismo experimentamos las mujeres durante el periodo.

    A la hora de comenzar el período menstrual los niveles de estrógeno comienzan a subir poco a poco, ese momento se conoce como la liberación, por lo que es normal que queramos dejar todo aquello que nos estorba y no nos deja avanzar, ya sean objetos, relaciones, o tareas… todo nos causa ansiedad y tendemos a comer de más ¡Oppps!

    Durante la semana 2, llamada fase estrogénica, el incremento de estrógeno aumenta los niveles de serotonina del cerebro; esto provoca que nos sintamos imparables, llenas de energía, entusiasmo y un positivismo desmedido. Es un buen momento para socializar, conocer personas nuevas y abrirnos a nuevas experiencias.

    Entre los días 12 y 16 del ciclo se da la ovulación, por lo que es en este momento en que las probabilidades de embarazo aumentan. Este cambio en nuestro organismo provoca que nos veamos más atractivos, y al sentirnos así, atraemos a las personas; todo esto se debe a las feromonas y el destello de salud que se evidencia en nuestra cara.

    En las semanas 3 y 4 hay una clara disminución de los estrógenos y un aumento de la progesterona, lo que provoca que sea el momento ideal para realizar introspección, analizarnos y corregir todo aquello que no nos llena. Por otro lado, los científicos aseguran que hay una mayor actividad en el hemisferio derecho del cerebro, por lo que no es casualidad que tengamos más intuición en estos días.

    Durante la semana 4 se pueden reducir los malestares físicos y emocionales que se dan durante el periodo, se recomienda tener una dieta saludable y equilibrada basada en hierro, que se puede conseguir con vegetales verdes; magnesio, a través de almendras, y una ingesta de vitamina B6 que se puede obtener por medio del plátano.

    La frase pre-menstrual, junto antes de la menstruación, hace que la progesterona continúe aumentando hasta antes del final de esta fase, que es cuando el estrógeno cae a sus niveles más bajos. Durante este periodo es normal sentirnos más cansadas y buscar la soledad.

    No hay duda de que tu ciclo está sumamente ligado por cómo te sientes y sobre qué es lo que quieras durante cada semana, por lo que no queda más que sacar provecho de cada etapa de nuestra vida.