Traffic | Simplemente ¡Eliminados de tu dieta!
33412
post-template-default,single,single-post,postid-33412,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
  • Simplemente ¡Eliminados de tu dieta!

    Típico, faltan pocas semanas para Navidad y seguramente no has logrado el peso que te habías propuesto el fin de año anterior…. Seguramente pensarás que has sido activa en el gimnasio, manteniéndote saludable, “cuidado” lo que comes -claro el pastel que comiste la semana pasada en el cumpleaños de tu prima lo has desechado de tu mente- y pues ¡que desesperación! ¿no?

    Pues, sobre todo, creemos que lo más importante es que seas como seas, te sientas bien contigo misma, pero no podemos esconder el hecho que las festividades de fin de año vienen cargadas de azúcar, grasa y productos procesados que además de incrementar calorías, no son las más sanas.

    Hablamos con expertos, y nos dieron tips fáciles para limpiar nuestro cuerpo, mantenerlo sano y tal vez te ayude a quitar ese extra que puedas sentir en tu figura.

    7 comidas para eliminar de inmediato:

    • Carnes procesadas: salami, jamones o hot dogs, todos aunque deliciosos y prácticos son altos en sodio, y algunos contienen nitratos, aditivos químicos (algunos hasta vinculados con el cáncer).
    • Queso amarillo americano: el proceso que conlleva la realización de este queso convierte el producto final en uno lleno de químicos, dejando el valor del “queso natural” casi nulo.
    • Comidas congelaras o rápidas: estas están saturadas en grasa y sodio, lo cual hace que te puedas hinchar y retener más agua de lo normal.
    • Jugos embotellados: jugos de naranja, manzana o melocotón, nos encanta desayunarlos, pero ¿realmente vemos lo que estamos ingiriendo? Al final este jugo es puro azúcar y no resulta nutritivo… idealmente buscar los que estén recién hechos, o mejor aún ¡hacerlo en casa!

    • Todo esta en las porciones: dejar de comprar cualquier cosa que empiece con súper o mega: normalmente son comidas rápidas o con azúcar, pero del simple hecho de tenerlo en la alacena, terminaremos comiendo la caja entera.
    • Alcohol: lo sentimos, pero a veces es justo y necesario. El alcohol además de estar rico en azucares, hace que el cuerpo pueda hincharse y retener agua… pero si eres de esos que no está dispuesto a sacrificar un pequeño drink recomendamos: vodka on the rocks with a twist ¡salud!
    • Pan blanco: el proceso es sumamente refinado, por lo que tiende a contener mucha azúcar y el índice glicérido puede alterar los altos y bajos de los niveles de azúcar en el cuerpo. Para obtener energía puedes optar por otros carbohidratos como el arroz, la yuca, la papa o legumbres.
    • Ultimo pero no menos importante: pasteles, galletas, dulces, etc… etc… etc… si, exacto ¡todo lo rico! Pero, podemos hacer un pequeño sacrificio y asegurar a nuestro cuerpo lo mejor que podamos darle.