Traffic | Rogelio Escobar: talento emergente que consagra toda una región
34145
post-template-default,single,single-post,postid-34145,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
  •  

    Rogelio Escobar: talento emergente que consagra toda una región

    Hay talento que te cautiva desde el primer momento, que con una sola mirada sabés que será grande y que tras cruzar palabras te deja con la incógnita de qué vendrá… Eso fue lo que me sucedió cuando hace un par de meses y por casualidad, conocí al diseñador guatemalteco Fredy Rogelio Escobar, autor de su marca homónima Rogelio Escobar. Y es que no es de extrañar que haya sido condecorado como el Diseñador Start-up Destacado por Mastercard, en la pasada edición del Mercedes-Benz Fashion Guatemala (MBFGT).

    Para él, la moda es un interés que lleva desde que posee memoria y hoy convierte con pasión en piezas capaz de provocar gran admiración. “De pequeño me encantaban las muñecas y hacerles ropa; conforme crecía me interesé mucho en el dibujo y empecé a hacer mis primeros sketches de ropa, que en ese momento a mi me parecían muy buenos” destaca Escobar entre risas. Sin embargo, no fue hasta tener 15 años que empezó a ver el diseño de vestuario como algo a lo que le gustaría dedicarse. Después de todo, para este talentoso diseñador, la moda era su ventana de escape ante la complicada vida de adolescente que llevaba.

    No obstante, el crecer dentro de una familia conservadora y religiosa, hizo que Rogelio dudara por momentos de seguir su pasión. Tal como él comenta, cuando llegó el momento de empezar la universidad, estudiar diseño de moda era algo que se veía muy lejano, por lo que accedió a cursar una carrera convencional –y que agradaría más a su familia–, y se decidió por arquitectura. Sin embargo, la pasión latente por el mundo del diseño de modas, lo llevó a descubrir que si no seguía su sueño sería infeliz, razón por la que le pidió el apoyo a sus padres, y hoy además de ser el primer hombre en graduarse de la Universidad del Istmo de Guatemala, como Diseñador Industrial de Vestuario, se consagra como una de las grandes promesas del diseño en la región.

    Razón por la que fue invitado a participar de la pasada edición del MBFGT, donde tuve la oportunidad de conocer más de cerca su trabajo. Bajo el nombre “Cuerpos Incorruptos”, Rogelio Escobar presentó una colección introspectiva, oportunidad para cuestionarse ¿a quién le ponemos la cruz en la actualidad?. “Esta figura estigmatizada socialmente ha mutado a través de los siglos” señala Escobar al comentar que dentro de su propuesta, la representación de lo negativo como un sujeto de estudio, evolucionó en siluetas deformes, ello para representar la creencia popular: todo rasgo de monstruosidad, es un castigo divino, fruto de un acto pecaminoso.

    Dando como resultado piezas con estampados de figuras humanas, entrelazadas en un degrade de colores y emergiendo de mantos que se drapean sobre su silueta; representación de la eterna lucha entre la santidad y el pecado. Todo ello acentuado mediante cortes en forma de llagas y zippers que permiten ver la anatomía en medio de delicados bordados en plumas y pedrería. “En sí, esta propuesta revela la belleza rota de quienes mantienen su interior escondido del mundo que los persigue y condena” destaca Rogelio.

    Una propuesta que seduce con movimiento y una gama cromática que va de un extremo al otro, reflejo de lo compleja que es la naturaleza humana, la cual encuentra su balance en la mezcla de los opuestos. Mientras el negro y el gris sirven de coraza protectora, escondiendo y atenuando la dulce vulnerabilidad del rosa, el rojo representa la agresividad y sexualidad de la que todos somos parte. Pero ¿cómo se ve Rogelio Escobar reflejado en esta colección? Ante ello, él me respondió: Cuerpos Incorruptos retrata la manera en que me veo dentro de la sociedad que oprime y censura todo lo que es diferente; materializa el sentimiento que me acompaña desde pequeño, de tener que esconder mi verdadero yo, porque este no es aceptado bajo los estándares sociales.

    ¡Personal, con esencia y crítica social! Cuerpos Incorruptos desplegó sobre la pasarela del MBFGT temáticas de las cuales todos queremos hablar, pero muy pocos se atreven. Por ello aplausos ensordecedores acompañaron el cierre de la presentación de Rogelio Escobar, quien reconoce que a pesar de que tuvo temor por las opiniones polarizadas, encontró en los espectadores una gran respuesta, esto gracias a la vinculación que logró con sus diseños y el sentir de los espectadores. Definitivamente, una propuesta que transmite pasión y se concreta en personas con anhelo de alzar la voz.

    ¡Ahora solo nos queda esperar por más de Rogelio Escobar! Quien desde ya nos adelanta que el 2018 estará lleno de sorpresas, todas ellas enfocadas en consolidar su marca y potenciar las ventas tanto dentro como fuera de Guatemala. Todo ello con la visión de no apresurar las cosas, y permitir que los procesos fluyan con ritmo propio, entre ellos su nueva colección, la cual surgió durante el proceso de creación de Cuerpos Incorruptos… Definitivamente un diseñador para amar y seguir, pues con una carrera tan corta, vislumbra capacidad de conquistar más allá de sus fronteras.

    Fotografías: Cortesía Rogelio Escobar / @rogelioescobaroficial
    facebook.com/RogelioEscobarOficial

    GuardarGuardar

    GuardarGuardar