Traffic | Sofía Contreras-Paredes: El perfecto balance entre arte y diseño
34364
post-template-default,single,single-post,postid-34364,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
  • Sofía Contreras-Paredes: El perfecto balance entre arte y diseño

    Muchas veces señalamos que la moda se convierte en arte a partir de las manos que le ven nacer, sin embargo esta frase no podría cobrar mayor sentido, cuando hablamos del trabajo de Sofía Contreras-Paredes. Y es que esta diseñadora de origen guatemalteco evidenció en la pasada edición del Mercedes-Benz Fashion Guatemala, que en sus trazos y puntadas son capaces de mimetizarse para enamorar con detalles oníricos y propuestas de ensueño.

    Pero ¿quién es Sofía Contreras-Paredes? En palabras de ella, una soñadora con un cerebro sin botón de pausa y mucho menos de stop. Esto ya que se reconoce como una eterna exploradora, quien se encuentra diariamente en plena metamorfosis, y abierta a las experiencias que le aporten en su formación como persona, profesional y mente más completa. “En los pocos años de vida que llevo moviéndome en el mundo, me he dado cuenta que vale mucho ser sincera, cruda y real. Eso aplicado a los demás y a mí misma, me ha llevado a la realización que lo colectivo es poderoso y es mejor” señala esta joven diseñadora, quien además enfatiza ser de las personas que valora las cualidades de los demás y el aporte que estas le puedan brindar.

    Hermana del gran artista plástico Mauricio Contreras-Paredes, Sofía buscó su pasión en el arte. Sin embargo y como ella recuerda, todo cambió el día que le llevó parte de sus trabajos a su padre y este, después de verlos le respondió: ¿no has pensado seguir en otra cosa?. “Para muchos, sería un comentario para romper ilusión. Para mí fue el último push que necesitaba para decir: quiero ver si esto es lo mío” destaca. Así Sofía redirigió su mirada a la moda y empezó a estudiar en Llatzer, academia de moda en Guatemala; ello con el temor de no saber si tomaba una correcta decisión, después de todo, esta talentosa diseñadora se reconoce nunca haber sido una persona que le gustase tomar rumbos relevantes respecto a su carrera; y menos a los 18 años, cuando trataba de encontrar lo que le gustaba.

    Para su dicha, encontró pasión del ámbito técnico de la moda, y posterior a terminar su bachillerato, viajó a Bélgica para formar parte de la “Academy of fine arts – Fashion department”. Lugar en el que conoció a Anita Evenepoel, quien le transmitió su pasión por los materiales y el textil, haciendo que Sofía redescubriera su amor por el diseño y dirigiera su pasión a la firma que hoy es su sello: MEÜS, cuyo nombre hace referencia a la propiedad que adquiere una pieza cuando un tercero ve su alma en ella. No obstante, con su regreso a Guatemala recibió críticas bastante fuertes, lo que le llevo a pasar por una depresión bastante fuerte. “Me quebré, no confiaba en mi capacidad y dudé si realmente tenía algo que decir. Después de mucho tiempo de reflexión, me pare frente al espejo y dije: pufff, claro que sí tengo algo que decir” comenta Sofía.

    Una etapa que le hizo crecer y de paso sentir el afecto de su familia, entre ellos el de Mauricio, a quien Sofía señala como su ancla, inspiración y modelo a seguir. “Admiro su lucha por ser quien es y seguir lo que le apasiona; siempre empujando para mantenerme a su lado. En sí, Mauricio es un hermano grande, de los que de verdad es un lujo tener, y encima confidente… que te diré, tenemos tantas historias y secretos, que sé que si escribiéramos un libro, sería una lectura muy interesante” comenta Sofía entre risas. Y es que gracias a su apoyo, el del resto de su familia y amigos, ella decidió seguir luchando por hacer realidad cada una de sus ideas.

    Y es que el trabajo de Sofía se caracteriza por sumergir en amor a quienes le ven, dejando libre la interpretación y análisis del alma. Al igual que el arte, las piezas que nacen de las manos de esta talentosa diseñadora poseen un corazón propio y una voz que exclama la metamorfosis constante de la vida. No es de extrañar que haya sido invitada a formar parte de la pasada edición del MBFGT, donde presentó su colección SOCIETAS (Unión, comunidad, sociedad), misma que anteriormente había presentado en el marco de London Fashion Week. Esto gracias a la participación de Nelly Rose, diseñadora que Sofía conoció en el International Fashion Showcase del 2016, y con quien contó para la elaboración de esta propuesta, hito a la utilización renovada de las técnicas artesanales.

    “Lo importante era mostrar el talento de una forma nueva y diferente, siempre con la estética limpia, minimalista que tanto nos caracteriza. SOCIETAS fue un reto, la colaboración con Nelly nos llevo a tener que abrazar el arcoíris completo de un momento a otro; después de llevar tiempo con tonalidades desaturadas y colecciones en donde era blanco o negro y ya” explica Sofía sobre su cambio de visión. Giro que envolvió la pasarela del MBFGT en un despliegue artístico, en el que mientras las modelos cautivaban las miradas con la belleza de las piezas y su caminar, el arte cobraba vida en todo su esplendor.

    El trabajo detrás de esta propuesta tuvo gran participación del equipo de MEÜS, agrupación de artesanos encargados de reinterpretar los gráficos desarrollados por Nelly. Ello en busca de una gráfica representativa e internacional, con inclusión de elementos y símbolos cuyo significado traspasa fronteras, tales como: la mano, el ojo, signos de transito y el sol. En sí, una historia con la que todos podemos relacionarnos, y hacer nuestra, contada mediante siluetas minimalistas con inclinación por lo asimétrico y guiños asiáticos.

    El resultado… Aplausos eufóricos ante una colección capaz de explorar los huipiles –textil típico guatemalteco- y presentarlos de una forma novedosa y revolucionaría, como nadie nunca ha hecho. Después de todo, el trabajo artístico de Sofía está impregnado en cada centímetro y su visión de mundo resalta la belleza de cada pieza. Una propuesta de arte vestible con la que esta joven promesa del diseño guatemalteco, se corona como un talento emergente con capacidad de representar toda una región; definitivamente algo difícil de superar para cualquier persona, menos para Sofía, quien con su carácter evolutivo llevará a condecorarse con grandes éxitos. ¡De eso estoy seguro!

    Fotografías por: Manny Rionda

    GuardarGuardar