Traffic | Alejandro Rambar: arte plasmado en papel
34587
post-template-default,single,single-post,postid-34587,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
  • Alejandro Rambar: arte plasmado en papel

    Alejandro Rambar puede alardear de ser un hombre multifacético. Arquitecto, diseñador de modas, pero sobretodo artista; este joven de 27 años demuestra que estas tres profesiones lucen mejor cuando se combinan. Sus afamadas obras de arte tienden a ser composiciones tridimensionales hechas con capas de papel, a través de las cuales logra crear cuerpos humanos, topografías y espacios.

    Sus trabajos son fieles referencias de la idiosincrasia costarricense, pues como él mismo menciona “Me inspira la naturaleza, las montañas, la cultura e inclusive la forma en que hablamos los ticos”; es por ello que no es de sorprenderse que el mundo entero haya podido apreciar sus pañuelos con estampados de carretas típicas durante el desfile de los atletas olímpicos de Costa Rica, en la inauguración de las Olimpiadas de Río.

    Rambar también ha tenido la oportunidad de exponer en la muestra bianual Valoarte, que expone a talentos costarricenses junto a grandes maestros del arte a nivel global. Así como elaborar propuestas nacionales de diseño conceptual de indumentaria para Traffic Museum.

    Alejandro es un invitado del Tamarindo Art Wave Festival que acaba de comenzar, pues el artista va a estar participando con un recopilatorio de piezas de diferentes colecciones, como “Topografías humanas”, “Caribe” y “Esencias del bosque”; así como también estará impartiendo talleres.

    Dentro de sus próximos proyectos, Ale va a volver a participar en el Valoarte, que será en el mes de agosto y a principios del mes de septiembre, formará parte de una exposición en la Galería Nacional, donde se podrán apreciar en gran formato sus topografías humanas. Sin duda, este artista es un claro ejemplo del talento costarricense, razón por la que no podemos esperar a conocer más de esta promesa artística.