Traffic | El Jardín de Lolita: el nuevo lugar de San José
34699
post-template-default,single,single-post,postid-34699,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
  • El Jardín de Lolita: el nuevo lugar de San José

    El lado este de San José vibra con una increíble gastronomía y un espectro cultural que invita a pasar horas y horas al aire libre; y entre estos lugares, El Jardín de Lolita deslumbra como el nuevo espacio para almorzar y cenar. Ubicado en Barrio Escalante, sobre la línea del tren y a pocos metros de la Antigua Aduana, este espacio reúne una gran propuesta gastronómica dentro de un espacio perfecto para disfrutar del arte, en medio de la naturaleza y el ambiente cosmopolita que se respira en la zona.

    Alejandro Abreu –gestor del proyecto–, señala que la creación del Jardín de Lolita se dio a partir de la necesidad detecta en la zona, de un espacio en el que se reuniera una amplia oferta gastronómica dentro de un ambiente cultural. Y es que el Jardín de Lolita busca activar San José mediante puestas en escena de carácter artístico, tales como conciertos y cine al aire libre, además de platillos de los distintos restaurantes que en bajo este ideal convergen.

    Crepas en Dolce Gelato, pizzas en Olivias, hamburguesas en A dos manos, Street food en El Callejón y propuestas más saludables en De Fruta Madre. Todos los gustos son atendidos en el Jardín de Lolita, además propuestas como las de Olivias desafía con increíbles sabores en sus pizzas, con la inclusión de ingredientes únicos como el pejibaye; pero si hablamos de sabores únicos, no podemos dejar de destacar a De Fruta Madre con sus bowls de açaí o a El Callejón con sus sabores exóticos.

    Junto a la oferta gastronómica y cultural, El Jardín de Lolita enamora con el concepto creativo de Epsilon. Y es que esta tienda de diseño ofrece desde accesorios, hasta piezas de decoración para el hogar; todo ello con una curaduría impecable, la cual premia el componente energético en cada artículo. Es por ello que dentro de su portafolio de productos podemos encontrar desde collares con piedras energéticas, hasta mantas con mandalas, perfectas para llevar a la playa en esta temporada.

    Definitivamente el lugar para ir a conocer. Y como dato curioso, su nombre se deriva de la antigua propietaria de la casa donde hoy se levanta este hot spot “Lolita”, quien poseía un letrero con su nombre, mismo que fue encontrado durante la construcción y hoy luce como el logotipo; símbolo de desarrollo social y cultural, en plena Capital.

    Fotografías: Facebook El Jardín de Lolita