Traffic | Tres hoteles creados por diseñadores de moda
34780
post-template-default,single,single-post,postid-34780,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
  • Tres hoteles creados por diseñadores de moda

    Son algunos de los personajes más influyentes en la industria de la moda, pero como si esto no fuera suficiente, estos diseñadores han decidido incursionar en un área un poco distinta a la suya: la industria hotelera; sin embargo, no se han desligado de ese buen gusto y amor por la exuberancia que los caracteriza.

    A continuación los 3 hoteles más impresionantes que han recibido el apoyo de la mano maestra de diseñadores:

    So Sofitel Singapore de Karl Lagerfeld

    Con una estética Kitsch y muchas paredes blancas, este hotel ubicado en la ciudad de Singapur combina elementos clásicos del imperio de Napoleón, como sillones de colores y mesas poligonales, con motivos de flora y fauna tan característicos de la ciudad. Un dato curioso es que ya diseñadores como Christian Lacroix y Kenzo Takada habían diseñado otros hoteles de la prestigiosa cadena.

    Palazzo Versace Gold Coast de Donatella Versace

    Ubicado en la ciudad de Queensland, Australia, entrar a Palazzo Versace fashion hotel es transportarse a la época de María Antonieta en donde predominaban los estampados, los techos bajo relieve, el piso de madera y los guiños clásicos. Restaurantes tres veces ganadores, una marina privada y por supuesto una boutique Versace hacen de su visita una experiencia sensorial.

    Bvlgari Resort Bali de la firma Bvlgari

    Este hotel de lujo fusiona el diseño contemporáneo con la cultura libanesa para dar como resultado un sitio que derrocha el mismo lujo que ha caracterizado a la marca. En sus habitaciones abundan las piezas de arte antiguo libanés que nos permiten viajar en el tiempo. Sin duda, visitar la Bvlgari Villa es el lugar perfecto para vivir unas vacaciones de ensueño donde nuestras expectativas se superan de manera abismal.