Traffic | Una nueva visión de Salvatore Ferragamo
34997
post-template-default,single,single-post,postid-34997,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
  • Una nueva visión de Salvatore Ferragamo

    De la pasarela cargada visualmente de Dolce & Gabbana, pasamos al estilo minimalista de Salvatore Ferragamo, y es que Leonora Jiménez -nuestra directora editorial- tuvo la oportunidad de conocer de cerca la nueva propuesta de esta firma italiana. Presentada hace algunos pocos días, mediante esta propuesta Paul Andrew -nuevo director creativo- demostró tener clara su visión de convertir a la firma en un referente global.

    Salvatore Ferragamo tiene una historia sin igual. Fundada hace 90 años por el zapatero italiano, que lanzó su marca de calzado después de una temporada en Hollywood, donde calzó a las estrellas de la pantalla de plata, la marca sigue siendo de propiedad familiar y fabrica todos sus productos en Italia. Razón por la que Andrew señala como una gran oportunidad la posibilidad de dirigir el alma creativa de la maiso, a pesar de hacerlo bajo la atenta mirada de decenas de miembros de la familia. La cual supo aprovechar en esta ocasión, con una colección en la que cada look fue diseñado para mostrar los zapatos, muchos fabricados en piel de avestruz.

    La ropa, mientras tanto, se basó en seis nuevos “pilares” de la casa: camisas, prendas de punto, cuero, chaquetas, el pantalón perfecto y prints. La sastrería y los pantalones son clásicos, para esto Andrew tomó como inspiración a Katharine Hepburn, cuyo estilo aún sigue dando para hablar. En cuanto a la gama cromática, destacan tonos carmín, marrón, verde y azul; en distintas variedades.

    En sí, una presentación que como pudimos constatar en su tienda, destaca el carácter funcional y coherente de la firma. Espectáculo combinado, en el que Andrew y Meilland dejaron en alto a Salvatore Ferragamo como una firma sofisticada, clásica e inminentemente usable.

     

    Fotografías por: Juan Caliva