Traffic | Las mejor y peor vestidas del MET Gala
35622
post-template-default,single,single-post,postid-35622,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
  • Las mejor y peor vestidas del MET Gala

    La relación entre la religión católica y la moda fue la fuente de inspiración principal en el dress-code de los estilismos que ayer desfilaron en el MET Gala, y es que como les contamos la temática este año era: Heavenly Bodies: Fashion and the Catholic Imagination. Quizás una de las más controvertidas de la historia, pero no podemos negar que es un elemento muy presente en el mundo de la moda, mismo que atrajo a un sinfín de invitados, quienes se dieron a la tarea de hacer volar su imaginación para lucir increíble:

    Rihanna

    Una de las grandes reinas de la noche ha sido Rihanna, de esto no hay ninguna duda. Este diseño de John Galliano para Margiela no tiene ni un pero. No sabemos los kilos que habrá sostenido la cantante de Barbados, pero lo cierto es que nos ha dejado a todos con la boca abierta.

    Kate Bosworth

    De la excentricidad de Rihanna pasamos a la belleza y elegancia de Kate Bosworth y su maravilloso Oscar de la Renta. Un diseño de tul beige con destellos dorados coronado de perlas y pedrería que quitan la respiración.

    Rosie Huntington-Whiteley

    Sorprendente ha sido conocer que este diseño está firmado por Ralph Lauren y no por un Zuhair Murad o Elie Saab. Hay que reconocer que Rosie Huntington-Whiteley está espléndida con el color dorado y esa aureola maravillosa que la ubica a la perfección.

    Jennifer López

    Por su originalidad e identidad, porque ha sido ella misma con este precioso vestido firmado por Balmain. Me gusta ver a Jennifer Lopez guardar su esencia a la vez que le da un toque de la temática a este diseño con algo más de color que el siempre elegante negro.

    Diane Kruger

    El azul pastel tenía que aparecer en algún momento, siempre tan presente en espacios católicos y con ese aura tan suave y especial. Lo ha hecho de la mejor manera posible de la mano de Diane Kruger y Prabal Gurung. Este diseño combina a la perfección los bordados en oro con los volúmenes y metros de tela que tanto se llevan ahora.

    Blake Lively

    Uno de los vestidos más espectaculares de la noche es este Versace que ha lucido Blake Lively. Maravilloso por introducir el terciopelo en esta alfombra roja, a pesar del mes en el que estamos puesto que no puede hacer algo que encaje mejor con la temática de la noche.

    Anne Hathaway

    Nada puede gustar más que esta tafeta mate de color rojo Valentino y un tocado de espinas tan maravilloso como el que ha lucido Anne Hathaway. El rojo es el color de la sangre y el vino y rejuvenecido en este diseño es pura magia.

    Sarah Jessica Parker

    Puede parecer exagerado, pero recuerda realmente al espíritu de la religión católica. Barroquismo en estado puro, dorado en esencia y recordando a tantos y tantos mantos que recubren Vírgenes de todo el mundo. Un gran Dolce & Gabbana que ha lucido Sarah Jessica Parker.

    Gigi Hadid

    El vestido de Gigi Hadid ha convencido bastante, por la originalidad de la inspiración de las vidrieras de los templos católicos y por lo hermosa que luce ella con este diseño de Versace.

    Poppy Delevingne

    Esta noche esperaba mucho más morado, no sólo por ser uno de los colores de la temporada sino porque en el ámbito de la Iglesia católica se encuentra en muchos momentos importantes. Por eso este Michael Kors que ha lucido Poppy Delevingne de pedrería dorada es todo un acierto.

    Zendaya

    Las cruzadas católicas han sido otra de las fuentes de inspiración importantes en la alfombra roja de la Gala MET 2018. En esta ocasión Zendaya ha dado en el clavo con uno de los vestidos más alucinantes y trabajados de la noche firmados por Versace.

    Lynda Carter

    El estilismo de Lynda Carter es uno de los más elegantes de la noche, donde se fusiona a la perfección un vestido de noche, firmado por Zac Posen, de color verde con un toque religioso como es la corona dorada.

    Anna Wintour y Bee Shaffer

    Quizás este haya sido uno de los años en que Anna Wintour ha estado más acertada con su Chanel, un diseño completamente eclesial que ha lucido con el mismo estilo que siempre. El Valentino rojo de su hija Bea Sahffer es una auténtica maravilla, aunque bien es cierto que hay que ponerle mucha interpretación para ubicarlo en esta alfombra roja.

     

    Donatella Versace

    Donatella podría haber brillado muchísimo más, no porque su vestido no sea una auténtica obra de arte y su sobrefalda de moaré con cinturón de piel actual nos haya encantado sino porque de catolicismo tan sólo encontramos los bordados en oro.

    Y así como aplaudimos a las mejor vestidas, tenemos que señalar los desaciertos sobre la alfombra roja, esos que nos hacen volar la imaginación para preguntarnos ¿qué les pasó por la cabeza? Así que acá las peor vestidas de la gran noche:

    Amal Clooney

    El vestido de Amal Clooney firmado por Richard Quinn es un fallo garrafal. El catolicismo no lo encontramos por ninguna de las puntadas del diseño.

    Bella Hadid

    De Bella Hadid esperábamos muchísimo más, su belleza es incuestionable, pero no le favoreció nada el look de color negro con látex incluido.

    Kim Kardashian

    En otra ocasión, quizás, Kim Kardashian se hubiese colado en la lista de mejor vestidas, pero en la edición del 2018 de la Gala MET no. El vestido de Versace es algo recurrente en ella, muy ceñido y con ligerísimos toques de la temática de este año.

    Cardi B

    A Cardi B la podemos comparar de manera sencilla con Rihanna, las perlas y pedrería en color blanco han adornado ambos vestidos majestuosos, pero uno está mucho mejor resuelto que el otro. El de Cardi B se aleja de esa perfección de calidad que tiene el de Rihanna, al igual que los metros de tela que tiene cada uno.

    Ariana Grande

    Ariana Grande tenía muy buena intención, pues esta tela con ángeles es una idea fabulosa para la noche de hoy, pero lo cierto es que la ejecución de Vera Wang no ha sido de lo mas acertada. El vestido puede un poco con la joven cantante en sus volúmenes y tejidos y el lazo que corona el look no funciona para nada.

    Katy Perry

    No lo vamos a negar… Esas ala son todo un espectáculo, pero hablan solas y hubiesen estado bien equilibrándolas con un diseño mucho más sencillo que este de malla metálica con maxi-botas doradas.

    Selena Gomez

    La peluquería de Selena Gomez ha arruinado cualquier intento del vestido hecho a medida de Coach que ha lucido. Hay veces que el look beauty juega una mala pasada y en este caso tenemos la prueba.

    Kylie Jenner

    El total look negro de Kylie Jenner tiene más sombras que luces, un diseño muy alejado de la temática elegida por el MET para esta edición del 2018.

    Doutzen Kroes

    Doutzen Kroes se ha creído que por llevar una capucha encajaría perfectamente, pero nada más lejos de la realidad, pues esto recuerda mucho más a otras religiones.