Traffic | Entre el cielo y la tierra: Jardín de Venus
36125
post-template-default,single,single-post,postid-36125,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
  • Entre el cielo y la tierra: Jardín de Venus

    Para nadie es un secreto que en TRAFFIC nos encanta apoyar el diseño nacional, sobretodo cuando se relaciona con talento emergente y jóvenes promesa; ejemplo de ello: María José Herrero, una diseñadora costarricense que con su marca Jardín de Venus ha logrado demostrar que es posible tener una mezcla perfecta entre lo comercial y lo artístico.

    Graduada de la Universidad VERITAS y del Politécnico de Madrid de Diseño de Moda, Herrero siempre tuvo la moda bastante presente en su vida, pues como ella menciona: “Mi familia era dueña de una tienda muy famosa en San José hace muchos años llamada: “El Globo”, por lo que desde muy pequeña, me rodee de este mundo de máquinas, hilos, telas, vestidos y más”. Sin embargo, fue hasta el 2013, que María José llegó de estudiar en Madrid, que surgió Jardín de Venus, esto con el propósito de “reflejar lo que vive en mi interior”.

    María José nos cuenta en exclusiva que su marca va dirigida a toda aquella mujer joven, atrevida y socialmente activa; que además, “ama el color y las texturas y no se conforma con seguir corrientes preestablecidas, sino que marca tendencias”. Su más reciente colección, “TOTEM animal”, que fue presentada en el marco del Mercedes-Benz Fashion Week San José, busca representar a través de mariposas, búhos y arañas esa referencia tan arraigada que se le hacía en las culturas ancestrales a los animales, al ser considerados sobrenaturales, espirituales y portadores de mensajes hacia los humanos.

    No hay duda, que María José Herrero es una promesa del diseño sostenible, y que con esfuerzo y esa pasión que la caracteriza podrá cumplir su sueño de “desarrollar una nueva forma de consumo, de vivencias y experiencias”.

    Fotografías por: NOLDO