Traffic | Twenty-4 Automatic: la chica dorada de Patek Phillipe
40981
post-template-default,single,single-post,postid-40981,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
  • Twenty-4 Automatic: la chica dorada de Patek Phillipe

    El tiempo es una dimensión, es una variable de la realidad histórica que nos cuenta algo.

     

     

    En 1812, el famoso creador de relojes Abraham Louis – Breguet ideó para Caroline Murat, Reina de Nápoles y hermana de Napoleón (Emperador de los Franceses, Copríncipe de Andorra, Rey de Italia) el que se considera el primer modelo de reloj de pulsera de toda la historia. Hasta entonces se usaban de bolsillo. La reina consorte era gran admiradora de las exclusivas piezas de este famoso relojero, que ya había trabajado anteriormente para María Antonieta, el propio Napoleón o Alejandro I de Rusia. Según la historia, Caroline Murat le encargó 34 relojes y péndulos. 

    La maravillosa y mágica historia de cómo medir el tiempo.

    Cierre los ojos y trate de imaginar cómo los egipcios desarrollaron, hace más de 4000 años, el rústico reloj de sol para el día y el reloj de agua para iniciar una medida de tiempo en la noche. El tiempo es una dimensión, es una variable de la realidad histórica que nos cuenta algo. La expresión tiempo se utiliza para referirse a un determinado período y posee la habilidad para transportarnos al pasado, al presente y al futuro.

     

     

    Un reloj de agua más preciso llega a la historia elaborado por los chinos en el siglo IV, pero fueron los griegos en el siglo XVI quienes buscando la perfección descubren la magia del reloj de arena. Esta maravilla de unir dos cilindros con arena dentro ha logrado que a través  de los siglos no resistamos voltearlo y ver la arena caer cuando tenemos la oportunidad de encontrarlo, hoy día como una pieza de decoración.

    En el Palacio de Visconde en, Milán,  alrededor del año 1635, se coloca en un lugar público el primer reloj mecánico, que hasta ese momento tenía una actualizada y precisa medición del tiempo. Pero no fue hasta el siglo XV en Francia donde se inicia el uso del  reloj de faltriquera o reloj de bolsillo, como todos lo hemos conocido a través del tiempo.  

    Con el reloj de bolsillo se inicia la usanza del accesorio más útil y que puede complementar cualquier intención de outfit, pero sobre todo, es  el único accesorio que nunca, nunca pasa de moda.

    Vigente y muy valorado hoy día, el reloj se trata de un accesorio con el que se da un mensaje de estilo de vid, está estrechamente relacionado con  una forma de pensar y una especial manera de ver la vida y cuantificar el tiempo.

    Patek Phillippe desde 1839 

    Esta  deslumbrante y exclusiva marca nos asombra con sus colecciones de relojes de lujo para hombre y mujer, y nos seduce por la belleza atemporal de sus magnificentes diseños.

     

     

    Patek Philippe presenta su nueva Golden Girl: el Twenty -4 Automatic, en Oro Rosa 36.

    MM  de cuerda automática para mujer, creado para acompañar con estilo el ritmo de vida de las mujeres activas y modernas. Como nueva interpretación de la elegancia femenina, el Twenty~4 Automático es el primer modelo de esta colección dotado de una caja redonda. La versión de oro rosa, con bisel engastado con diamantes, se ofrece con una esfera marrón sol o plateada, realzada por un satinado vertical y horizontal que evoca la textura de las telas de seda salvaje “shantung”.

     

     

    Las horas se animan al compás del calibre 324 S C de cuerda automática, que puede verse a través del fondo de cristal de zafiro, con indicación de las horas y los minutos por agujas, segundero central y la fecha en una ventanilla situada a las 6 horas. Con Movimiento mecánico de carga automática. Calibre 324 S C. Posee una esfera marrón sol, cifras aplicadas de oro con revestimiento luminiscente.

    Una caja de oro rosa con maravilloso fondo de cristal de zafiro. Estanco a 30m y un diámetro de 36mm y una altura de 10.05mm. 160 diamantes de 0.77 quilates biselados engalanan este exquisito accesorio sobre un brazalete de oro rosa con cierre desplegable, simplemente alucinante.

    Un  reloj  simboliza de forma irremediable el paso del  tiempo, es decir, cómo el  tiempo  se escapa de nuestro poder y acaba marchándose para nunca volver a nosotros, pero nos permite la coyuntura histórica de algo y hace plasmar esa crónica relevante para siempre.

    Visitá la tienda TIEMPO GLOBAL en Plaza Colonial, Escazú, San José.
    O coordinar una visita al teléfono: 2289-9947
     

     

    info@soytraffic.com
    PDF Embedder requires a url attribute